Nuestra historia¿Conoces el edificio Carré?

  • Historia de la Secretaría

    El 8 de Marzo de 1956 a través del acuerdo 13 fue creada la “Secretaría Municipal Educación Pública” y se le definió como función principal, “el fomento de las actividades deportivas, de la recreación popular y de la difusión artística.  Velará por el fiel cumplimiento de los deberes educacionales del Municipio y por la realización de una labor de Educación complementaria a la de las escuelas públicas” (Art. 5) Después de su creación en 1956 y en el transcurso de 40 años ha sido reestructurado en 6 ocasiones – 1966, 1970, 1973, 1993, 2002-, de manera tal que su nominación ha cambiado al igual que su estructura administrativa. En 1966 por disposición del concejo de Medellín se determinó que los asuntos de educación, Salud y asistencia Social debían  concentrarse en un solo ente administrativo, por lo tanto el Acuerdo 60 del 3 de diciembre, que reestructuró toda la organización del Municipio, creó la Secretaría de Educación, Salud y Asistencia. A la División de Educación se le definieron funciones tales como: “Colaborar en la formulación de objetivos y políticas que la administración deba desarrollar en el campo educativo  dentro del Municipio”.  “Fomentar actividades deportivas y culturales en el Municipio”.  Y Efectuar estudios de evaluación sobre los resultados obtenidos en los programas educativos, deportivos y culturares desarrollados por la división En 1968 por el acuerdo Nº 23 del 10 de Junio, se complementa el acuerdo 60 de 1966 en lo referente  a la Secretaría de Educación, Salud y Bienestar Social; la cual tendrá como objetivo prestar a la comunidad los servicios sociales básicos, requeridos para la solución de los problemas de educación, salud, protección y rehabilitación; además se le adjudico el gobierno y administración de la emisora que tendrá el nombre de “Emisora Municipal Cultura y Progreso de Medellín”. En 1970 se hizo necesaria una nueva reestructuración que permitió descongestionar un poco una Secretaría que por la trascendencia de los asuntos que debía atender, empezaban a dar muestra de limitación operativa.  El acuerdo 25 del 14 de septiembre creó el Departamento Administrativo de cultura y Recreación.  Dependencia que tenía un nivel jerárquico homologable al de una Secretaría de Despacho. Obedeciendo en parte, a las mismas razones que llevaron a la reestructuración de 1970, se dedicó separar la División de Educación de la Secretaría de Educación, Cultura y Recreación.  Estos cambios se formalizaron mediante el acuerdo 4 del 1 de febrero de 1973. La siguiente reestructuración tuvo lugar en 1993 con la creación de un nuevo instituto descentralizado encargado de atender el deporte y la recreación, en INDER.  En consecuencia, el Acuerdo 1259 del 15 de diciembre de 1993 adoptó para la Secretará el nombre de Secretaría de Educación y Cultura. Posteriormente tiene lugar una nueva reestructuración a partir del Decreto 151 de 2002 ( ) con el cual se direcciona el modelo educativo hacia el mejoramiento de la formación moral, social, cultural política, intelectual y física de los medellinenses; posibilitar el desarrollo de buenos ciudadanos, solidarios frente a la construcción de una sociedad democrática y de plena convivencia; crear un servicio educativo de alta calidad y pertinencia social. Finalmente el decreo 883 de 2015 estableció que la Secretaría de Educación es una dependencia del nivel central, que tendrá como responsabilidad garantizar el acceso y la permanencia de niñas, niños, jóvenes y adultos de Medellín a un sistema educativo caracterizado por la calidad, la eficiencia, la efectividad y la pertinencia, que forme ciudadanas y ciudadanos comprometidos con su ciudad, su región y el país, para la construcción de una sociedad democrática, incluyente, equitativa y productiva.
  • Edificio Carré

    Edificio Carré p>Edificio Carré - Proceso histórico Realizado por el arquitecto francés Charles Carré, autor de otras importantes edificaciones en Medellín, entre ellas: edificio Vásquez (mellizo del Carré), Plaza de Mercado de Guayaquil (demolida), Casa Barrientos (Av. Playa), Catedral Metropolitana, Basílica de Medellín. Bajo el encargo de Eduardo Vásquez comerciante e inversionista de la época, se construye los edificios Carré y Vásquez, casi paralelamente a la antigua Plaza de Mercado de Guayaquil, destinada a dar solución a factores como aseo, salubridad y ornato para la ciudad y contribuir al desarrollo urbano y económico del sector de Guayaquil, considerado como el nuevo centro de la ciudad y sitio de mayor tráfico e importancia de Antioquia. Los edificios Carré y Vásquez, destinados inicialmente a locales comerciales en primer piso y vivienda en pisos superiores, constituían un complemento fundamental para la zona. Desde la llegada del tren a Guayaquil en 1914, además del progreso, se dio paso al aumento de la población urbana trayendo consigo diversos grupos de habitantes, en especial clases populares que requerían de nuevos usos. Para atender las necesidades de esta nueva población, los edificios Carré y Vásquez inicia un cambio de usos: se instalan cantinas, clubes, hospedajes e inquilinatos, algunos de los cuales subsisten hasta los años 1990, a pesar de las transformaciones urbanas del sector de Guayaquil y los distintos propietarios de los edificios a través de los años. Son múltiples los factores que inciden en el deterioro social, ambiental, económico, urbano y arquitectónico de Guayaquil y que van a influir directamente en los edificios Carré y Vásquez y los lleva a una paulatina degradación. En 1994 el Municipio de Medellín inicia el proceso para su adjudicación y en 1996 adquiere los inmuebles para posibilitar su recuperación. Desde 1999, el Municipio de Medellín elabora los estudios de diagnóstico del estado de  los edificios y en el año 2002 se realizan los diseños para adecuar el edificio Carré como sede de la Secretaría de Educación Municipal, dando inicio a su restauración culminada en el año 2004, fecha en la cual se traslada allí esta dependencia.  El edificio se destaca por algunos elementos formales que le imprimen un carácter único y particular que los diferencian de la arquitectura local tradicional de la época, éstos son: Su cerramiento en ladrillo a la vista, con un lenguaje sencillo al que se le suman unas pocas aplicaciones estéticas de gran calidad. Esto genera un cambio en la arquitectura local, que a diferencia de las construcciones tradicionales, eran realizadas hasta la fecha en tapias de y bahareque. La forma cuadrada del edificio, con sus cuatro fachadas expuestas, a diferencia de los lotes tradicionales entre medianerías, que poseen una, o máximo dos fachadas (para las edificaciones en esquina) La disposición y el ritmo en los vanos de las fachadas que se adapta a la modulación, estructural rompiendo su simetría en la fachada principal, para dar paso a una gran portada de acceso al edificio, realizando su valor. El Carré representa un edificio innovador, que supera las limitantes constructivas y tecnológicas de la época. A diferencia de la arquitectura tradicional con sus rígidos muros como soporte el Carré posee estructuras con columnas en forma de T, L o +, construidas en ladrillo macizo, conformando una modulación interior que permite la máxima flexibilidad en el diseño del edificio, lo cual posibilita subdividir el espacio de acuerdo a la conveniencia o necesidades. El módulo central lo conforma un patio con circulación perimetral, que permite unas buenas condiciones higiénicas mediante la circulación y renovación del aire, acogiéndose a los principios fisiológicos utilizados en la arquitectura de la época. Con el Carré se da  inicio además a una nueva tipología en la arquitectura, la edificación comercial para la obtención de renta, que proliferarían en Medellín en la primeras dos décadas del siglo XX. El edificio Carré posee una incuestionable importancia para la historia de Medellín por sus características y valores intrínsecos que los constituyen en hito urbano lo cual garantiza su reconocimiento y permanencia.
  • 1
Comparte:

1000 Caracteres restantes