Fase I: Inscripción y preselección: todos los estudiantes registrados en el Sistema de Matrícula SIMAT se entenderán inscritos en las Olimpiadas.

Éstos son preseleccionados previa evaluación, guiada bajo los parámetros que rigen las “Pruebas SABER”.

La primera prueba es escrita, individual y  simultánea en todas las instituciones educativas.

Esta prueba sirve como diagnóstico del aprendizaje de los estudiantes en las competencias y grados evaluados. Para  la Secretaría de Educación, esta prueba  constituye  uno de los componentes del sistema de información de las Instituciones Educativas, el cual servirá para orientar las intervenciones diferenciadas, por niveles de logro educativo alcanzado. La misma, igualmente,  arroja un diagnóstico de  los establecimientos educativos y sirve al Rector o Director  para  la elaboración de los respectivos Planes de Mejoramiento Institucional.

El resultado de esta primera prueba es la selección de los cinco mejores estudiantes por institución oficial, privada y de cobertura, por categoría, áreas y por  grados, evaluados con base en una metodología de índice de desempeño relativo.

Los cinco  mejores de cada  categoría e institución educativa oficial  y  de  cobertura concursarán a nivel de núcleo educativo, mediante una prueba escrita, seleccionándose el mejor puntaje por cada núcleo y por categoría.

Una vez seleccionados los 24 estudiantes por categoría se procederá a otorgar el puesto 25 a aquel estudiante que haya sacado el mejor puntaje del total, excluyendo los 24 ya seleccionados, obteniéndose  por tanto, un total de 25 estudiantes para la categoría de quinto (5°)  grado y de 25 estudiantes para la categoría de décimo (10°) y undécimo (11°) grado.

Esta segunda prueba será  en las áreas de matemáticas, lenguaje, ciencias sociales y ciencias naturales en ambas categorías.

A quienes no clasifican a las siguientes fases del concurso, se les acompaña desde el fortalecimiento de competencias a partir del uso pedagógico de cartillas con preguntas liberadas desde las pruebas Saber 11°, Pisa, Supérate y Aprendamos; la preparación a maestros como parte de la capacidad instalada de las instituciones educativas y la revisión de la malla curricular desde el equipo de asesoría y asistencia técnica de la Secretaría de Educación de Medellín, que orienta el plan de estudios, a través de la estrategia Olimpiadas Formativas.

Para mejorar la participación y promover la calidad educativa desde el fortalecimiento por competencias, las Olimpiadas Formativas van dirigidas a aquellas instituciones con bajo resultado en pruebas, desde una selección de preguntas con potencial para abordar 4 competencias transversales a las áreas básicas: lógicas, científicas, ciudadanas y comunicativas. Desde allí, se pretende explorar todas las posibilidades de aprendizaje, mejorar los procesos de enseñanza y los resultados.

Los veinticinco (25) semifinalistas de los grados 10° y 11° y los veinticinco (25) semifinalistas del grado 5° participan mediante programas concurso transmitidos por televisión en cinco (5) semifinales, y en cada una de ellas se escoge a un finalista.

Los cinco (5) finalistas de cada categoría participan mediante programas concurso en una final, para escoger al mejor estudiante de la ciudad.

Los participantes de la final reciben, cada uno, una beca renovable para estudios de educación superior para la categoría 10° y 11°; y 5 estudiantes de 5° disfrutan de un intercambio internacional, durante tres semanas, con todos los gastos pagos.

Las Olimpiadas del Conocimiento están regidas por el Acuerdo 58 de 2010, modificado por el Acuerdo 15 de mayo 13 de 2011, reglamentado, a su vez, por el Decreto 0548 de 2014.

COMPARTE: