Secretaría de Educación de Medellín

¿Cómo se brinda la atención?

Las familias llegan a Buen Comienzo en la gestación, etapa en la que se les brinda acompañamiento en salud, nutrición, atención psicosocial y estimulación adecuada, a través de encuentros quincenales y visitas de seguimiento y acompañamiento en el hogar.

Reciben una completa asesoría en pautas de crianza y son llevadas de la mano por el camino de la gestación, acompañadas por profesionales como nutricionistas, pedagogos, psicólogos, trabajadores sociales y educadores físicos.

Una vez nace el bebé, la atención continúa con la familia lactante. Así el niño y la madre siguen asistiendo a encuentros de estimulación, nutrición y creciendo en familia, para que el crecimiento sea adecuado.

El programa Buen Comienzo promueve la lactancia materna de manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida, y las madres son acompañadas también en este proceso.

La familia es el primer agente educador del niño y la niña, por eso el proceso continúa hasta los dos años de edad, reciben atención en sus hogares, lo que les permite un estímulo mayor y un afianzamiento en el vínculo afectivo con sus personas significativas; siguen recibiendo acompañamiento nutricional y el seguimiento a su crecimiento continúa. Durante esta etapa las familias asisten a encuentros cada 10 días y son visitadas en el hogar por los profesionales del Programa.

Al cumplir dos años los niños y niñas son “promovidos” al Entorno Institucional, ingresando a un centro o jardín infantil. Allí permanecerá cinco u ocho horas al día, recibiendo hasta el 70% de su requerimiento calórico diario, educación inicial a cargo de profesionales en pedagogía, cuidado, recreación, estimulación adecuada para su edad.

La atención que se brinda en esta etapa va de la mano con el acompañamiento familiar y culmina a los cinco años, cuando los niños pasan a su grado de Transición a la educación regular.

COMPARTE: